Verallia fabrica la icónica botella Contour de Coca-Cola

Cuando uno piensa en Coca-Cola visualiza, inevitablemente, las formas redondeadas de la botella Contour, una botella que nació de la imaginación de Alexander Samuelson con la vocación de ser inimitable y reconocible incluso en la oscuridad. El envase original del refresco más pop regresa de la mano de Verallia España y, acorde con los tiempos modernos, lo hace por obra y gracia del reciclaje. La compañía ha adquirido recientemente el antiguo parque de botellas retornables de Coca-Cola, que han sido fundidas y convertidas en calcín, con el que se han producido nuevos envases Contour.

Estas botellas son más ligeras, lo que ha hecho posible fabricar 1,2 botellas nuevas por cada unidad reciclada, con el consiguiente ahorro de energía y materias primas.

La iniciativa es un ejemplo de cómo la fabricación de vidrio está concienciada con el desarrollo sostenible. Esta actividad constituye un modelo de economía circular basado en el reciclaje de los productos para combatir el agotamiento de los recursos naturales. No sólo reduce la huella de carbono y el consumo de energía sino que, al mismo tiempo, genera empleo de calidad y desarrollo social.

 La estrategia busca poner en valor los elementos que han hecho de Coca-Cola un icono universal.